domingo, 19 de junio de 2011


Es algo más que un punto inconexo en toda esta historia ¿Sabes? Algo más que la pieza que no encaja en el puzzle.
Dime ¿Hasta dónde vas a preguntar para saciar tus ansias?
¿Cuántos secretos más piensas destapar?
Deja de intentar violar su mente, maldita sea. Es algo más que una simple mirada que te hiela la sangre.
Es un enigma. Un punto de partida.
La mecha encendida en cada mala intuición.
Lo sabes y ella también lo sabe. Esto no va bien. Por eso se calla, por eso decide sonreír y dar un paso más, porque ya sabe de qué pie cojeas.
Y parecía tonta, rematadamente tonta. Y luego va, la muy... y no lo es.
No sigas insistiendo más en descubrir el pastel, o al final tendrás que comértelo ¿Me entiendes? Si no sabes por dónde andas, mejor no te metas.
No te metas.
Es mejor pasar de largo todas esas cosas, todas esas malditas cosas, que no querrás saber si un día te preguntan.
Para entonces quizá ya no quieras contestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada